Temporada 2020/21: atípica y llena de contratiempos pero con final feliz

May 25, 2021

La temporada de la Sociedad Deportiva Ejea ha sido una travesía en un mar convulso, lleno de complicaciones, pero que finalmente ha acabado en buen puerto. El equipo ha sufrido mucho a lo largo de toda la temporada, aunque a falta de dos jornadas para el final del campeonato consiguió la permanencia en la nueva Segunda RFEF de forma matemática.

Inicio de campaña para el olvido

El equipo de las Cinco Villas, dirigido por Jaime Molina por aquel entonces, realizó una pretemporada magnífica. El conjunto aragonés se consagró como campeón de la Copa Federación de Aragón venciendo al Brea en la tanda de penaltis; doblegó por 3-1 a un potente rival como el Lleida y cayó, por la mínima y tras un partido marcado por la desgracia, por 2-1 ante la Llagostera en la Copa Federación. Y es que, sin duda, en este partido previo al inicio de la competición liguera, se produjo la primera mala noticia de la temporada: Miguel Linares, jugador fichado para comandar a la SD Ejea, caía lesionado y se perdería la temporada, aún sin poder comenzarla.

Seguidamente, llegó el partido en Tudela. El estreno del equipo fue realmente malo, sometido por un CD Tudelano que fue mejor y dominó de inicio a fin. Los navarros vencieron por 2-0 en el primer partido de competición. A continuación, la SD Ejea cosechó dos empates (1-1 ante Haro Deportivo en Luchán y 1-1 ante CD Ebro en el Pedro Sancho), que supieron a poco, ya que el equipo comenzaba a descolgarse de los puestos delanteros de la clasificación. En la cuarta jornada se disputó uno de los partidos más grises del conjunto cincovillés. El cuadro de Jaime Molina caía por 0-3 en casa ante la UD Mutilvera, con expulsión por roja directa a Miguel Martínez incluida, y el técnico malagueño fue cesado ese mismo día.

Un cambio de rumbo

Javi Moreno asumió el difícil reto de dirigir a un equipo que estaba perplejo ante el mal arranque liguero (dos puntos de 12 posibles). El técnico de Silla dejó claro desde el primer momento que la clave era que los jugadores recuperasen la autoestima. No fue fácil, ya que los primeros partidos con Javi Moreno en el banquillo no fueron positivos en cuanto a resultados (tan solo un punto en los primeros tres choques), pero la imagen del equipo era otra completamente: se habían encajado tres goles en contra y el equipo generaba mucho más peligro. En este caso, la cuarta fue la vencida. El 13 de diciembre fue la fecha del cambio. La SD Ejea visitaba al que por aquel entonces era el líder, la SD Tarazona. Los de las Cinco Villas vencieron por 0-1 en el minuto 87 gracias a un gol de Dani Segovia y rompían así la mala dinámica. Punto de inflexión.

Revolución por Navidad

El conjunto aragonés vivió un periodo navideño muy movido. Fueron numerosas las bajas en el equipo aragonés y bastantes también las llegadas. El club estaba inmerso en un proceso de recuperación de su identidad, y la directiva hizo un milagro para mantener al club con vida. Con esta reconversión, llegó el mejor partido de la temporada. En la visita a El Mazo, los de Javi Moreno endosaron un 1-4 al Haro Deportivo, partido que sirvió para ver de qué pasta estaban hechos las nuevas incorporaciones. Seguidamente, el Ebro visitó al conjunto cincovillés al Municipal de Ejea y, pese a que el partido acabó 0-0, los locales merecieron mucho más.

Cuando mejor estaba la Sociedad Deportiva Ejea, más complicado se le iba a poner panorama. La RFEF adjudicó dos partidos pendientes que tenía el club de las Cinco Villas aplazados por COVID-19 en dos miércoles consecutivos, con partidos a su vez en fin de semana. El resumen es que la SD Ejea jugó cinco partidos en 15 días, muy limitados en cuanto a efectivos y con el cansancio más que evidente. El resultado fue una victoria, dos empates y dos derrotas, que truncaron el avance del equipo en la tabla de clasificación.

El regreso del público a Luchán, clave para el tramo final

La gran fortuna de la temporada para el equipo cincovillés ha sido sin duda alguna contar con su afición en el último tramo de la temporada. El equipo aragonés disputó dos partidos en casa previos a la finalización de la primera fase, con un empate (ante el líder, el Calahorra, 0-0) y una victoria muy trabajada por 2-0 en el derbi ante el Tarazona. Esto permitió que el equipo llegase a la última jornada con posibilidades reales de salvarse directamente en la primera fase. En su visita a Tajonar, los aragoneses debían vencer y esperar a que Mutilvera hiciese lo propio en su visita a Tarazona. Sin embargo, ninguna de las dos premisas se dio y la SD Ejea cayó al subgrupo que pelearía por la permanencia en la 2ª RFEF.

Segunda fase de récord

La segunda fase de la SD Ejea ha sido, simplemente, espectacular. En los ocho partidos disputados, el conjunto que ha dirigido Javi Moreno ha logrado seis victorias, un empate y tan solo una derrota, cuando los deberes ya estaban hechos. Sin duda, el haber llegado enchufados al tramo más importante de la temporada, junto a la presencia del público en Luchán, han sido claves para poder mantener la categoría una temporada más.

Un año marcado por las lesiones

Sin duda va a ser una temporada recordada para todos, por lo atípica que ha sido en cuanto al formato de competición, la ausencia del público en un gran tramo de la liga, el aplazamiento de partidos debido a casos de COVID-19 en las plantillas y, especialmente, por las lesiones. Cuesta encontrar un solo jugador ejeano que no se haya perdido ni un partido por lesión. Pero, sin duda, las más graves han sido las lesiones de ligamento de rodilla de Miguel Linares, David López y Jesús Marrufo. Además, jugadores como Eduard Calin, Arnau Mirambel o Javi Areso han estado un gran tramo de la temporada en el dique seco. Temporada para el olvido en el apartado de lesiones.

La liga resumida en números

La Sociedad Deportiva Ejea acabó la primera fase en octavo lugar (de diez equipos). En la segunda fase, actualmente ocupa el segundo lugar, pero aún puede ser primero, si la UD Mutilvera no vence en su partido ante Deportivo Alavés B que tiene pendiente. El conjunto cincovillés ha cosechado 10 victorias, siete empates y nueve derrotas, con 24 goles a favor y 26 en contra en los 26 partidos disputados.

Hasta 34 jugadores han vestido la camiseta azul y blanca esta temporada 2020/21, debido a la gran cantidad de altas y bajas que se produjeron en el mercado invernal. Cuatro de ellos han sido futbolistas pertenecientes al Juvenil A de la Escuela de Fútbol Base Ejea. Marco Martínez debutó el pasado 29 de noviembre y ha participado en cinco partidos con el primer equipo, mientras que Pablo Arellano debutó el pasado 24 de enero en Haro. Además, el delantero Izan García se estrenó con el primer equipo el pasado 9 de mayo en Vitoria y ha participado en dos encuentros, y el ejeano Pablo Marcellán debutó el pasado 16 de mayo en su pueblo ante su afición.

En cuanto al reparto de minutos, Lolo Guerrero ha sido el jugador que más minutos ha acumulado esta temporada con la elástica de la SD Ejea, con un total de 2.069. Le siguen muy de cerca el capitán Chechu Dorado, con 2.041; Miguel Martínez, con 2.027 minutos, y Moustapha, con 1.949. Por último, en el ámbito goleador, Dani Segovia y Christian Carracedo finalizan como pichichis del equipo, con cinco goles cada uno. Les sigue Carlos Vicente con cuatro goles. Por su parte, Rubén Garcés, Marrufo y Néstor Salinas han anotado dos dianas, mientras que Theo Iosifidis, Lolo Guerrero, Javi Álamo y Nahuel González han marcado uno cada uno.

Otras noticias

La SD Ejea suma un punto que sabe a poco

La SD Ejea suma un punto que sabe a poco

SD Ejea (1): Dennis Díaz; Lucho, Chechu Dorado, Ginovés, Rubén Garcés, De la Mata, Moustapha, Esteve Monterde, Álvaro Barrero (Javi Álamo, min. 64), Adrià de Mesa, Álex Sánchez. SD Huesca ‘B’ (1): Valera; Edu Adel (Barba, min. 65), Nacho Pastor, Ronald, Fuentes (Manu...

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *